Recibir a Jesús III

El que recibe a los pobres “hermanos” y hermanas de Jesús recibe a Jesús mismo. En el lenguaje del Antiguo Testamento se lee así:

El juzgó la causa del afligido y del menesteroso, y entonces estuvo bien. ¿No es esto conocerme a mí? dice Jehová. (Jeremías 22,16).

Se trata de Josías, el último rey “justo” de Judá. Los reyes – y las crónicas cuentan más que nada de su afán de querer restaurar la adoración de Jehová. A través de Jeremías nos damos cuenta que había algo más que a Dios le gustó en cuánto a este hombre. “Juzgó la causa del afligidi y del menesteroso”.

Dios iguala el compromiso a favor de los necesitados con un “conocimiento de Dios”. “Conocer a Dios” no significa en la lengua hebrea que uno desarolle ideas teológicamente correctas en cuanto a Dios. “Conocer a Dios” significa tener una comunión íntima con Él.

Cuando un hombre “conoce” a su mujer duerme con ella (Génesis 4,1) Ambos se acercan, más cerca imposible, forman una unidad. Es decidido que tengamos tal unidad con Dios, hasta que desaparezca la distancia entre Dios y el hombre.

Puedes “conocer a Dios” si lo amas, si dependes de Él, si lo buscas, si tienes hambre y sed de Él y si vives como Él se te regala y Él habita en tí. El que abre su corazón para recibir a Jesús Él entrará a él y cernará con él. (Apocalipsis 3,20)

También se puede “conocer” a Dios ayudando al prójimo necesitado. Si lo buscas y lo defiendes. El que abre su corazón para su prójimo y lo alberga no recibe tan sólo al prójimo. En la busqueda del prójimo hay – como en la busqueda por Dios – tiempos secos, apretados. Pero también hay tiempos en los cuales estamos uno con la misericordia de Dios o uno con Su corazón – tiempos en los cuales lo “conocemos”.

Por eso Jesús dice:

Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Mateo 22,37-39)

Otra cosa aprendemos acerca de Josías: Y entonces estuvo bien. El que recibe a uno de los hermanos o hermanas débiles recibe a Jesús. El que recibe a Jesús recibe bendición. El que recibe bendición estará bien tarde o temprano.

Explore posts in the same categories: cosas creidas, traducido de Haso

2 Comments on “Recibir a Jesús III”


  1. This is really interesting, You are a very
    skilled blogger. I’ve joined your rss feed and look forward to seeking more of your great post. Also, I have shared your web site in my social networks!


  2. Hello there! This post couldn’t be written much better! Looking through this article reminds me of my previous roommate! He always kept talking about this. I most certainly will send this article to him. Fairly certain he’s
    going to have a very good read. Thanks for sharing!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: