El cojo en la Puerta Hermosa III

Este es el último post sobre los Hechos 3, 1-10. Si es que no hayas leido los ultimos dos sería conveniente de leerlos antes.

más que oro y plata

No tengo plata ni oro”, dice Pedro al cojo y le dió algo mejor que aquello: le conectó con el poder de Dios y el fué sanado. Tenemos más que dar a los hombres de lo que esperan de nosotros. Más que las cosas materiales, mucho más. En Alemania vivimos bajo la conclusión errónea que todos ya tienen todo de lo que necesitan. In los tiempos bíblicos la necesidad fué más evidente que hoy: uno veía a los desamparados, a los desnudos y enfermos en todo lugar sobre la calle; era difícil no verlos. Hoy hay miseria visible tan sólo en las ciudades grandes y estamos convencidos de que los tiempos han mejorado y que ya no existen necesitados en gran manera. (nótase que Storch vive y escribe en Alemania, en México es algo distinto, yo ví a mucha miseria en los pueblos y en el campo aquí dice Lupita).

En mi grupo casero hicimos una acción social: preparamos tortas y fuimos a la ciudad de Dortmund a la zona peatonal para dar algo de comer a los desamparados. Hace mucho que no hablé con un desamparado. Uno había perdido ambos pies en un accidente con una motocicleta. El otro estaba VIH positivo. Ambos estaban colocados frente de una plaza comercial mendigando. Ambos me contaron que sufrieron más por el desprecio social que de la probreza. La soledad es peor que no tener dinero.

Muchas personas en nuestras ciudades – y aún en nuestras iglesias – sufren bajo las enfermedades de civilización como la soledad, la falta de sentido o la adicción. Tenemos respuestas para todos estos problemas. Tenemos que tomar consciencia del hecho de que sí tenemos que dar algo que es más precioso que oro o plata: aceptación, comunión, sentido, amor.

Todos nosotros pensamos “¡si tuviera el poder de Pedro haría algo bueno!” Por supuesto, iríamos con mucho gusto a través de las calles y en todos lugares se levantarían las personas de sus sillas de ruedas. Para esto viajaríamos a través de todo Alemania para que no haya enfermos ya. Pero para la mayoría entre nosotros éso no funciona (todavía). En general se ve muy pocas sanidades clarísimas en nuestro país. ¿Pero esto nos detiene de dar de lo que tenemos? ¡No! ¡No!!

Si no tenemos actualmente tanto como Pedro tenía tenemos más de lo que tienen ellos. Tenemos algo que anhela el mundo. ¡Tendríamos que darselo!

Explore posts in the same categories: cosas creidas, traducido de Storch

2 Comments on “El cojo en la Puerta Hermosa III”


  1. […] Si no tenemos actualmente tanto como Pedro tenía tenemos más de lo que tienen ellos. Tenemos algo que anhela el mundo. ¡Tendríamos que darselo! [translation by lupita] […]

  2. Fernando Calderon Says:

    Mejor Lupita, mejor que tu primer comentario. Te felicito!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: