La belleza de lo quebrantado

Hace un par de dias atrás mencioné sus historias, their stories. Estas historias me atraen. Y las personas de las cuáles cuentan estas historias atraen a Dios:

Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es para deshacer lo que es. (1 Corintios 1, 26-28)

¿Porqué escogió Dios a éstas personas? No es que sufre de la manía de tener que ayudar (Helfersyndrom). Dios hace que le gusta hacer. Ha descubierto la belleza de éstas personas. Se siente atraído por ellas. Las ama – y este amor significa que no solamente hace el bien sino que las quiere tambien. Johannes Rau dijo una vez: "El quien quiere servir a los hombres tiene que descubrir primeramente que los quiere." Dios quiere a los quebrantados porque tienen una belleza que falta a muchos otros.

¿Qué es lo que los hace bellos? Preguntémonos primeramente que es lo que desfigura a una persona. "…porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación." (Lucas 16,15) No se debe suavizar a esta palabra dura. El orgullo y la arrogancia desfiguran al hombre, y no las cicatrices o los kilos demás.

Lo que atrae es la necesidad y el desemparo, o sea lo que cada quien trata de evitar. Sin embargo casi todos – aún los más duros – se sienten atraídos por los niños pequeños. El violador de niños es el más odiado por los criminales profesionales. La vulnerabilidad hace que los adultos se sienten atraídos por los niños.

El que tiene ojos para ver descubre la misma vulnerabilidad en las personas quebrantadas de nuestras ciudades. El que busca acercarse a ellos más allá de la primera impresión óptica, más allá de sus púas que significan la única protección que tienen, descubre la belleza de la necesidad. Va a darse cuenta del sentido satisfactorio cuando logra acercarse a ellos. "Soporto a los ricos pero amo a los pobres", dijo John Wesley.

¿Esto significa que hay que vivir en escasez siempre? No, yo creo en un Dios quien se alegra cuando su gente progresa. Pero en su camino al éxito tienen que atravesar un quebrantamiento para que su historia pueda llegar a dar esperanza a los que todavia no la tienen. No hay otro camino al shalom – el bienestar de acuerdo con las normas de Dios – sin haber adquerido la belleza habiendo atraversado la necesidad.

No significa que pierdas esta belleza cuando te levantas de la debilidad. La belleza y necesidad del fuerte se llama humildad. "Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde (con gusto), mas al altivo mira de lejos (y no desea acercarse a el)" (Salmo 138,6). "Ciertamente él escarnecerá a los escarnecedores, y a los humildes dará gracia" (Proverbios 3, 34).

¿Quién es el humilde? Es sabe que todo lo que es, todo lo que tiene y todo lo que puede viene de Dios. ¿Cómo se reconoce un humilde? Es que tiene compasión para los más bajos y para los quebrantados. No se acerca como bienhechor sino en plena solidaridad con el necesitado. Es uno de ellos.

Personas que viven así son atractivos. Junto a la belleza de la necesidad hay otra belleza más. Es la belleza de la misericordia. Las personas que quieren estar con los quebrantados son atractivos, Tal como lo son con quienes aquellos quieren estar.

Explore posts in the same categories: cosas creidas, traducido de Haso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: