Romanos VII: Take a second look

Nuestro Tour de Romains 7 se está estirando más de lo planeado originalmente. Pero quizás conviene tener muchas etapas pequeñas en un blog que un recorrido gigantesco. Entonces nos colgamos en la rueda trasera de Mister „Yo“ y le seguimos. Pero hoy cambiamos la perspectiva y le miramos através de la camera desde el helicóptero. ¿Dónde está Mister „Yo“ actualmente? (Si es posible abre tu Biblia, no sería mal ahora.)

La carrera de Mister „Yo“ contra el fracaso propio a vista de pájaro se ve así:

Primera vuelta: versículos 14-17
Segunda vuelta: versículos 18-20
Subida a la montaña: versículos 21-24
Descenso y recta final: versículo 25

Las primeras dos vueltas se parecen bastante. Mister „Yo“ empieza cada vez con una queja sobre su situación „carnal“ (v.14 y 18a). Ésta situación se expresa en su fracaso de cumplir con sus buenas intenciones, pero que a la vez el hace lo que no quiere hacer (v.15 y v.19). Sin embargo interiormente está de acuerdo con la voluntad de Dios (v.16 y v. 18b). Y cada vez llega a la conclusión: no es él mismo, sino el pecado que mora en él, autor de su fracaso (v. 17 y v. 20)

¿Por qué atraversa dos veces a esta vuelta? Algunas conclusiones necesitan tiempo y repiticiones hasta que llegan a mostrar un efecto en nosotros. Durante la primera vuelta Mister „Yo“ descubrió algo con alegría, algo que en el principio no podía haber imaginado: (1) En su interior ya está de acuerdo con la voluntad de Dios. (2) El no es el delincuente sino la víctima del pecado. (Y Dios está a favor suyo). Sin embargo uno no puede decir que Mister „Yo“ está totalmente entusiasmado ya. Empezó a registrar un lado positivo pero todavía se deja impresionar por el lado negativo.

Esta es exactamente la situación en la cuál se encuentran muchos cristianos. Sí registran las declaraciónes positivas de la Biblia acerca de Dios y acerca de sí mismo pero estan mucho más determinados por lo que estan sintiendo. Entonces el único remedio en éste caso es la repitición.
Hay que ocuparse varias veces con ciertas verdades. En algún momento hará „clic“ y lo captamos, cayó el veinte – como dicen aquí en México. O como se expresa en Alemania: amanece el entendimiento hasta que llegue el día luminoso.

Uno puede ver que Mister „Yo“ llega a una actitud más positiva en la segunda vuelta por más que todavía esté en el Blues. Ya no se siente tan tan „carnal, vendido al pecado“ sino la carne es nada más que un área de su vida. Si, eso si, el pecado mora „en“ el, pero en realidad mora solamente en su carne. De su conformidad hesitante, interior con la voluntad de Dios se hizo un „querer“. Uno podría decir: Mister „Yo“ se anima cada vez más a identificarse con lo que en él ya ha cambiado.

Si está viviendo un día bueno ya puede intonar la canción Gospel en vez del Blues:

I’m not, what I wanna be,
I’m not, what I’m gonna be,
but, praise God, I’m not, what I was.

Antes de cambiar desde la cámera del helicóptero a lá pegada en la rueda trasera echamos un vistazo como seguirá la cosa. Mañana terminamos con el fin de las primeras dos vueltas y pasado mañana subiremos a la montaña.

Explore posts in the same categories: Romanos VII, traducido de Haso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: