Romanos VII: How the Blues began

Ayer describí al Blues de Mister „Yo“ de Romanos 7,14-25. No logra de poner en práctica sus buenas intenciones. Siempre cae en el comportamiento viejo que el mismo está odiando. Por eso está sufriendo de sí mismo.

Todavía no encontré a un Mister „Yo“ que no tiene la lectura regular de la Biblia y la oración sobre su lista de sus intenciones fracasadas. La frustración con su trato con la palabre de Dios y su vida de oración toca a casi toda la cristiandad. ¿Podría ser posible que el error no está en el cristiano individual sino el en systema? Por eso agrego algunos pensamientos insolentes de crítica del systema en cuanto al analysis de los sentimientos de Mister „Yo“.

La miseria de Mister „Yo“ empieza muchas veces en el día de su conversión. Empieza lleno de entusiasmo para vivir una vida con Jesús. Pero ya cae en las manos de unos co-cristianos que le dan intrucciónes con muy buena intención: a partir de hoy el hermano „Yo“ debe leer la Biblia diariamente y tiene que orar. Y el fracaso ya está encauzado. Lo que tendría que ser el ejercicio libre se hizo deber u obligación. Sigue la desgracia. Me doy el permiso de protestar contra éso.

1. No tienes que leer la Biblia.

No estoy diciendo que sea mal leer la Biblia – al contrario. No estoy diciendo: „¡Deja de leer la Biblia!“ Si uno quiere, por supuesto lo puede hacer con mucho gusto. Me alegra. Yo sé que le hará bien. Solamente estoy diciendo: No DEBES leerla. No para complacerle a Dios (porque desde ya él te quiere a tí) ni tampoco para ser un „buen cristiano“. No hay otros sino buenos cristianos. Un cristiano es una obra de Dios (Efesios 2,8 „Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios.“ Todo lo que Dios hace es bueno.

Mister „Yo“, tu eres cristiano
Y Dios no se equivoca. (en alemán se rima, la traductora)

Como dije, no debes leer la Biblia. ¿Alguien duda de eso? Te lo puedo comprobar. Durante 1500 años había cristianos que no tenían Biblias imprimidas. El cristiano normal no tenía acceso a los manuscritos o no tenía la educación suficiente como para leerlo. ¿Cómo puede ser una obligación para los creyentes de leer la Biblia? ¿Cómo debe el cristiano hacer algo que no era posible para la mayoría de los cristianos durante unos 1500 años? (Por supuesto el hecho que existan la Reina Valera o Dios habla hoy o La Nueva Versión Internacional o la Biblia de Jerusalén es un privilegio. Per no por eso es un deber, la lectura de la Biblia. Es un privilegio.)

¿Se pueden imaginar que nosotros, los creyentes de años, que nos preocupamos de que los cristianos jóvenes se alimenten bien espiritualmente, los motivamos de otra manera? ¿Si no los pondríamos un yugo sobre su nuca que ni nuestros padres ni nosotros eramos capaces de llevar? (Hechos 15,10: „Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?“) ¿Si en vez de hacer ésto habláramos frecuentemente cuánto bien nos hace la Palabra? ¿ Si el hermano nuevo „Yo“ escuchara en cada encuentro como recibimos Sanidad, providencia, fuerza y ayuda através de la palabra? ¿Si viera en nosotros como la palabra nos transforma en una persona segura, victoriosa con la capacidad de cambiar el mundo? Estoy seguro que esto tendría un efecto contagioso y despertaría unas ganas locas de meter su nariz en la Biblia…

¿Qué dices? ¿Así no somos nosotros? No somos tan seguros ni tenemos tanta capacidad para cambiar el mundo. ¿Con qué derecho queremos obligarles a los nuevos cristianos a hacer algo que ni en nosotros funciona? (Antes de que nadie me tome mal estas frases – „¿Qué he hecho yo ahora? ¿No es esto mero hablar?“ (1. Samuel 17,29)

2. 2. No tienes que orar

Yo sí esoy a favor de „más“ („Señor, más“ es una de mis oraciones más usadas en los cultos de bendición) y sí estoy a favor de „orar“. Pero no estoy a favor de „orar más“. Siempre se nos exige de „orar más“. Tenemos que orar para muchas casas: el gobierno, nuestra ciudad, por un avivamiento, por Israel, por el misionero A y por la hermana B, por los eventos 1 a 23, contra el evento XXIV a XXXIII… Lo mejor sería hacer la guía telefónica nuestra lista de oración diaria, porque toda esta gente está necesitada de intercesión. ¿Quién puede lograr ésto?

Salvo con la guía teléfonica yo ya estaba compromitido y activo en cada uno de estos motivos de oración. Creo que Dios quiere „liberar“ mucha más oración en cada uno de estos áreas. Pero esto seguramente no pasará con llamamientos con buenas intenciones. „¡Cristianos, oremos más!“ Nunca ví que grupos de oración poco frecuentados se hayan llenado porque alguien siempre exhortaba: „¡Vengan al encuentro de oración!“ Lo que ví fueron cristianos con una mala consciencia porque se les han exhortado vez tras vez: „¡Oren más!“ Si realmente queremos que haya más oración dejen que terminemos con estos llamamientos. La ley no produce oradores.

Si conozco a mi Biblia sé que no dice que tenemos que orar „más“. Recuerdo mas bien de haber leido que tengamos que orar „menos“ (Mateo 6,7) Fuera de éso Jesús nos dió ganas de orar por las promesas (Mateo 7,7) o él esperaba hasta que su propio modelo creó en sus discípulos un deseo no de más sino de otra oracion distinta (Lucas 11,1)

Como ya dije, la Biblia no nos exhorta a que oremos „más“ sino si nos exhorta nos exhorta a que oremos „en todo tiempo“ (Efesios 6,18) y „sin cesar“ (1. Tesalonicenses 5,16-18). No basta con „más“, tendría que ser no interrumpido. ¿Cómo se puede lograr éso, sin cesar? Si uno ni logra „más“. No se puede „lograr“ como tampoco uno puede ser „obligado“.

Qué les parece si amamos simplemente a los cristianos jóvenes mostrandoles cómo el padre es y cómo Jesús realmente es, acordándolos siempre que Cristo está siempre con ellos en cada situación, que está con ellos, en ellos, y que está a favor de ellos: Cuando se acuestan, cuando se levantan, cuando lavan sus dientes, cuando desayunan, cuando salen de la casa o cuando estan en la escuela o en el trabajo, cuando tienen su recreo o vuelven a casa, cuando miran la tele o juegan al futbol, cuando están en la iglesia o no, cuando hablan acerca de su fe o cuando están demasiado cobarde para hablar acerca de la fe, cuando hablan de otras cosas, aun cuando están en el sanitario o cuando pecan? ¿Si les enseñamos esto hasta que su acuerdo mental se transforma en consciencia de la presencia real de Jesús, una presencia que se puede vivir como algo agradable y de mucha ayuda?

No me asombraría si no empezaran a orar automáticament y a hablar con éste Jesús. Si estoy continuamente con mi mujer, hablo siempre con ella. Aún cuando estamos haciendo cosas muy distintas (ella lee un libro y yo escucho a una predicación) no le molesto cuando se me ocurre algo que decirle. Y entre estos momentos nos tomamos el tiempo cuando hablamos exclusivamente. La presencia crea comunicación.

Termino con una anéctota vieja:

Un jóven está frente la situación de convertirse. En realidad sabe que ha llegado el momento. Pero siempre ha escuchado que como cristiano tiene que dar su „testimonio“. Pensando en esto, que un cristiano tiene que declararse públicamente como cristiano le da pena. Entonces pospone su conversión vez tras vez. Un dia empieza a hablar con un pastor y le cuenta su problema. El hombre sabio le quita el peso de sus hombros. „No tienes que dar tu testimonio si te haces cristiano“, le dice. El jóven vuelve a casa totalmente aliviado, entra en su cuarto y toma la decisión de seguirle a Jesús, se convierte. Esta experiencia llena su corazón tanto que sale del cuarto, corre al salón donde está su familia sentada .„Ya sabían que uno puede hacerse Cristiano sin tener que contarlo a todo el mundo?“ les dice con entusiasmo.

Mi tesis atrevida: uno leería más en la Biblia y uno oraría mucho si expresáramos repitidamente: „No tienes que leer la Biblia. No tienes que orar más.“ Si alguien tiene dudas si este camino suave tiene éxito le contesto: por lo menos no va a tener menos éxito que el systema actual.

Explore posts in the same categories: Romanos VII, traducido de Haso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: