Romanos VII: Who is who

Ayer empezé a comunicarles algunos pensamientos acerca de Romanos 7. Antes de tratar unos detalles en los próximos días me parece necesario contestar a una pregunta fundamental. ¿A quién se está referiendo Pablo realmente? ¿Quién es este ser humano que no hace lo bueno que en realidad sí quiere hacer, sino que está haciendo lo malo lo cuál no quiere hacer? La respuesta parece ser sencilla, pero uno puede confundirse si uno lee las interpretaciones distintas. Me he enfrentado con lo menos tres posiciones básicas distintas.

1. la interpretación clásica evangelical: Romanos 7 describe la situación crónica normal de un creyente – que en éste lado de la tumba no se puede sanar. Mientras que vivamos „en la carne“ tenemos que vivir con esta ruptura interior.

2. la interpretación de los creyentes „victoriosos“: Romanos 7 describe la situación de un no-creyente „bajo la ley“. Un cristiano – si lees la primera carta de Juan – es alguien quien no peca más. Entonces éste capítulo no tiene que ver con él.

3. la interpretación de los representantes de un cristianismo de dos etapas: Romanos 7 describe una situación intermedia que cada creyente jóven sufre y que tendría de dejar atrás lo más rápidamente posible. Su camino – asi se lee este tipo de literatura – parece al perigrinaje del pueblo de Israel después de su salida de Egipto. Su camino lo llevó de Egipto (el mundo) primeramente através del mar rojo (la primera experiencia básica cristiana representada por el bautismo) y después através del desierto (Romanos 7), y al fin y al cabo a través del Jordán (la segunda experiencia básica cristiana = „sanamiento completo“, „bautismo en el espíritu santo“ o cómo uno puede llegar a llamar este coso) hacia la tierra prometida (Romanos VIII). Ahí la ruptura se ha terminado, el estar vencido yace allá atrás y uno disfruta la „vida superior“ en el cual fluye leche y miel.

Yo prefiero -ante estas formas mencionadas o mezclas de las mismas – la interpretación simple de Haso: Romanos 7 describe a una persona quien siente como descrito. ¿Conoces esta experiencia: quiero hacer con mucho gusto lo que Dios quiere que haga, pero en mí hay fuerzas obrando que me tiran de espaldas demasiadas veces? ¿Te preocupa ésto? Entonces Pablo está hablando de tí. No necesitas consultar 2000 años de historia de interpretaciónes para llegar a ésta conclusión.

Entonces podemos salir de ésta posición: tú eres alguien a quién Pablo está describiendo aquí. ¿Porqué está mostrándote un espejo? ¿Tendrías que aceptarlo y resignar y esperar con más ímpetu al cielo (posición 1)? ¿O tendrías que negar esta situación porque un cristiano no debería ser así? ¿ O tendrías que dudar si realmente eres cristiano: „Si fuera cristiano no estaría así.“ (Posición 2) ¿Tendrías que caminar de una persona especializada a otra buscando a otra experiencia tremendamente espiritual que terminaría con esta situación tan desagradable? (Posición 3) No, primeramente tienes que entender qué está pasando realmente. En esta situacion lo que sientes se percibe como pésima, pero en realidad tu situación no está tan mala. El conocimiento de qué realmente está pasando contigo no solamente te libererá de „condemnación“ sino te mostrará el camino hacia una libertad mucho más grande – con o sin „crossing the Jordan – experiencia“.

Para los que quieren saber más acerca a quien se dirigió Pablo siguen algunos pensamientos ahora:

Explore posts in the same categories: Romanos VII, traducido de Haso

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: